por Diana Arias para Enter.co

Los videos son una de las formas más fáciles de dar a conocer tu empresa y sus productos. Estos pueden usarse de diferentes maneras: promocionar un producto, vender tu imagen, promover un nuevo servicio o incluso dar a conocer una tendencia asociada a tu negocio. Da igual el tema. Lo importante es que, dependiendo de tu creatividad, es posible emplearlos como una poderosa herramienta de mercadeo.

Además, mucho depende de cómo decidas compartirlos y en dónde. Al hacerlo en redes sociales te podrán traer oportunidades de negocio que tal vez nunca imaginaste, especialmente si se vuelven virales. Pensando en esto, te traemos 5 recomendaciones para crear un buen contenido sin necesidad de contratar a un profesional o romperte los bolsillos.

1. Ten claro el contenido que quieres compartir

Los videos son útiles de muchas formas, pero sin importar para qué quieres crearlos debes tener en cuenta el contenido. Por un lado, este tipo de material puede acompañar tus publicaciones en el blog empresarial o ayudarte a atraer mayor tráfico a tu sitio web cuando lo compartes en tus redes sociales o en YouTube.

De otra parte, es posible usarlos para pautar y llegar a nuevos clientes gracias a las redes sociales. Por eso, es importante que tengas en cuenta que quieres compartir tus videos, porque los formatos y lo largo que puede ser tu video puede varías de acuerdo con esto. Asegúrate de leer los términos y condiciones de los diferentes sitios.

Hay una diferencia para cada uno de estos y esto nos lleva a nuestra siguiente recomendación.

2. Escoge el tipo de contenido que quieres publicar

Si estabas preocupándote por el guión y los actores para el video, tranquilo. Por ahora, posiblemente no los necesitarás. Primero, define qué tipo de contenido te gustaría crear y su propósito.

Video comercial. Estos videos son útiles para mostrar tu empresa, tu marca y para dar a conocer sus productos. Además, estás muy relacionado con ellos porque son los comerciales que vemos día a día en la televisión y en las pautas de las redes sociales.

Tutoriales. Estos son útiles porque nos permite demostrar cómo funcionan nuestros productos. Además, este tipo de contenido es buscado y compartido en Internet con frecuencia. Por lo tanto, te permitirá llegar a nuevos clientes a la vez que refuerzas tu relación con los actuales.

Videos corporativos. Así como es importante que tus clientes conozcan tus productos, también lo es que conozcan cómo funciona tu empresa y le pongan un rostro. Piensa que no es necesario que salgan las personas hablando a la cámara, busca una manera creativa de compartir la identidad de tu empresa.

3. No inventes la rueda: busca ejemplos

Internet está lleno de sorpresas e información. En YouTube puedes encontrar casi cualquier tipo de video, por ejemplo, comerciales antiguos y modernos. También tutoriales y otra serie de contenido que pueden inspirarte a encontrar una voz para tus videos.

La idea no es copiar contenido de otras empresas, pero sí que entiendas qué te gusta, qué va en línea con lo que quieres mostrar o vender y que uses esta plataforma para hacer una primera lluvia de ideas que te ayudará a entender lo que quieres y necesitas para crear tu propio contenido.

Puedes buscar ejemplos en diferentes plataformas. Por ejemplo, en los perfiles oficiales de diferentes compañías en las redes sociales; YouTube, por supuesto; Vimeo es otra opción.

4. Utiliza contenidos gratuitos (recuerda los derechos de autor)

Si bien es importante que grabes tu propio material, no necesariamente tienes que grabar todo el contenido desde cero. Existen bancos de imágenes, videos y hasta de música que puedes usar como recursos para apoyar tu contenido.

Para leer todo sobre bancos de imágenes, visita este enlace.

Ya te hemos mostrado algunos de los bancos de imágenes que puedes usar para crear contenido de redes sociales.

Las buenas noticias son que, además, de las imágenes, los bancos tienen video que puedes usar de manera comercial –no olvides leer la letra pequeña para saber qué permisos tiene cada uno–.

En estos encontrarás videos cortos como animaciones y algunos con personas en situaciones cotidianas. Estas pueden ayudarte a darle un efecto especial, acompañar tu producto e ilustrar lo que tienes en mente.

Por ahora, no pienses en usar como banda sonora para tu video la canción que suena constantemente en la radio. Para poder hacerlo deberías pagar derechos de autor. Mejor aprovecha los bancos de música; sí, así como existen de imágenes y videos existen algunos sitios con audio para usar en tus videos. Por ejemplo, Bensound y Hooksounds.

Asegúrate de que las imágenes que usas, la información que compartes en tu video y la música que lo acompaña vayan en línea con lo que quieres dar a conocer. No sería muy propio poner música de circo, cuando hablas de la deforestación del planeta.

5. Si te animas a editar, emplea estas herramientas para crear tus videos

Adobe Premier es el programa más usado por expertos y profesionales para editar, aunque no es el único. Por supuesto, no te vamos a decir que tienes que aprender a utilizarlo para terminar tu video.

La realidad es que existen diferentes herramientas en Internet que te pueden ayudar con esto, son gratuitas y muy intuitivas.

La primera de ellas es Clim Champ Create. Esta página te permite crear videos directamente en el sitio web, es gratuita y tiene diferentes tutoriales para ayudarte en el proceso.

Otra opción es We Video. Este sitio web te permite crear un video con solo crear una cuenta, tiene diferentes herramientas gratuitas y distintos planes para efectos especiales y algunas funcionalidades.

Por último, puedes descargar de manera gratuita el programa VLC. Este es un reproductor de video y audio, pero también tiene la opción de editar. Una vez decidas usarlo, solo tienes que visitar su sitio web  para ver tutoriales y descargar extensiones que te ayudarán a crear un mejor video.

 

Comienza buscando tu dominio aquí