Conseguir una persona que invierta en tu emprendimiento es un logro importante

Sin embargo, los inversionistas están lejos de ser sólo una fuente de capital. 

Tu relación con ellos puede extenderse en el tiempo y tendrás que cultivarla cuidadosamente.

Un emprendimiento que recibe inversiones tempranas tiene una posibilidad más clara de lograr el éxito, según estudios de Crunchbase, un sitio web dedicado al emprendimiento y que cuenta con bases de datos de ideas a nivel global. 

Cuando hablamos de inversiones, su primer punto habla de la importancia de construir confianza, tener claridad de las fortalezas y debilidades del emprendimiento, e identificar ventajas para la negociación.

Lograr el apoyo y el desembolso de un inversionista no es el final de la relación. Por el contrario, se trata apenas del inicio. 

 

Los expertos sobre el tema tienen tres tips claves para tratar con los inversionistas.

 

No todo es dinero

Claro, el aporte financiero es la función principal del inversionista. Sin embargo, Deepak Malhotra, profesor de administración en Harvard, señala que el contrato que firmas con el inversionista es como un matrimonio

Así, el momento en que se firma ese contrato es cuando empieza la relación, sin importar qué tan larga se hizo la negociación. 

Esta relación es como un matrimonio, sin opción de divorcio.

En la negociación es importante dejar claro el grado de control que podrás ejercer sobre el manejo del dinero del inversionista, los puntos en los que puedes ceder, y sobre quién recae el derecho a tomar decisiones.

Malhotra recuerda la historia de un emprendimiento que logró recaudar inversiones mayores a las que esperaba. 

Sin embargo, su fundador dejó de lado el futuro y las contraprestaciones a las que se comprometió por la cantidad que recibió.

Por esta razón, deberás construir una relación en la que se puedan dejar claras todas las condiciones antes de firmar. 

Ambas partes tendrán que expresar sus expectativas, y poner sobre la mesa los puntos sobre los que admitirán negociación

Así, habrá absoluta transparencia y se podrá determinar si la inversión cumple con todas las condiciones necesarias. 

La confianza es un elemento esencial para la relación que resulta de la firma de cualquier acuerdo.

 

Vale más escuchar que proponer

Nadie tiene mejor conocimiento de las necesidades de tu emprendimiento que tú. Sin embargo, Crunchbase aconseja guardar tus cartas

La propuesta del inversionista estará basada en lo que este percibe como tus fortalezas, debilidades. 

Será un insumo importante para evaluar tu start-up desde un punto de vista diferente y podrás entender por qué recibiste la oferta que recibiste, además de tener todos los insumos para hacer una buena contrapropuesta.

Por su parte, Malhotra sugiere algo parecido. Asegura que pensar con ambas perspectivas te ayudará a entender las expectativas del inversor

Esto te permitirá decidir si tu emprendimiento podrá cumplirlas, o aclararlas.

Todo este proceso permite que la otra parte indague y conozca al fundador del emprendimiento más allá del emprendimiento en sí. 

Esta parte de la negociación es clave para el éxito de la inversión que de ella resulte. 

Los inversores buscan emprendedores apasionados por lo que hacen, más allá de buenas ideas.

 

Conoce a tu inversionista

Aunque no sea aconsejable ser el primero en poner una cifra sobre la mesa, sí es clave tener claridad sobre las fortalezas y oportunidades de mejora de tu emprendimiento.

Esto te permitirá tener expectativas realistas de un inversionista y bien dudar cuando te ofrezcan cifras extravagantes, o dar por terminada la negociación cuando no encuentres que la oferta sea suficiente. 

Sabrás que estás dispuesto a negociar para no tener sorpresas durante el proceso.

Cuando tienes certeza de cuál es el atractivo de tu emprendimiento te pondrá en posición de reforzar tus propuestas en la negociación y dar una idea detallada de cómo vas a lograr los objetivos que propongas a los inversionistas. 

También podrás evaluar el valor añadido de cada inversionista.

Sobra decir que toda negociación debe contar con el acompañamiento de un abogado especialista

También conviene que tengas como referencia otros contratos que hayan firmado emprendimientos similares al tuyo con el inversionista con el que negocias, y saber qué decisiones se tomaron bajo qué condiciones.

 

 

Imagen de pixabay

Comienza buscando tu dominio aquí