El insumo fundamental para el éxito de tu propio emprendimiento es el equipo que va a estar a tu lado, y el primer miembro de ese equipo será un cofundador. 

Idealmente, una afinidad en términos de valores como integridad, compromiso y pasión por el emprendimiento será una de las características que consideres importantes a la hora de hacer un recuento de las personas que has conocido durante tu vida para elegir a un cofundador.  

Hablamos con fundadores de emprendimientos colombianos para conocer su faceta de reclutadores, cuáles piensan que son los valores compartidos y las estrategias apropiadas para fichar a una persona como cofundadora de un emprendimiento. 

Tania Zapata – CEO y cofundadora de Akily, también cofundó Voice123 y Bunny, Inc. 

Encontrar a un buen cofundador es difícil”. Entre emprendedores es una máxima decir que entrar en una sociedad es cómo entrar a un matrimonio.  

Es una relación que idealmente va a durar muchos años y donde el ego debe pasar a un segundo plano.  

Habrá que conciliar de vez en cuando, aún si no estás de acuerdo, para que la empresa salga adelante. 

 

6 cualidades que debe tener un cofundador.

 

Lo que yo busco en un cofundador, y también en la mayoría de las personas con las que trabajo, es: 

1. Capacidad de reflexión: la persona que elijas debe tener la capacidad de autoevaluarse.

Debe poder reconocer sus fortalezas, pero ante todo sus falencias y poder reconocer sus equivocaciones para volverlas oportunidades de mejora en el futuro.

2. Persistencia: desarrollar y nutrir una idea toma tiempo e implica superar muchos obstáculos.

Necesitas una persona que no baje los brazos ante el primer problema.

3. Ser multidisciplinario y estar dispuesto a desempeñarse en varias funciones: como regla general, los fundadores deben poder desenvolverse en todas las áreas que requiera el negocio (tecnología, marketing, administrativo, etc.)

4. Autosuficiente e independiente: es indispensable tener una persona que camine contigo y que no tengas que empujar y motivar.

5. Autodidacta: ¿no sabes cómo hacerlo? Aprende. Por lo menos hasta que puedas delegarlo a alguien más.

6. Excelente capacidad de comunicación/franqueza: deberá haber absoluta transparencia entre los fundaciones para que la sociedad funcione correctamente.

Todas mis experiencias con cofundadores han sido diferentes.

En las primeras compañías que fundé, mi cofundador fue mi esposo Alexander Torrenegra.

Fue un proceso que se dio de manera natural porque estábamos unidos resolviendo problemas que nos afectaban a los dos.

Con Natalia Ulloa, mi socia actual, yo quería entrar en el mundo de la educación. Esa es su área de experticia.

Entre las dos buscamos el problema que queríamos solucionar, y yo aporté mi experiencia fundando y desarrollando emprendimientos.”

Diego Alejandro Guzmán – CEO y Fundador de Bankity

“El punto de partida para encontrar un cofundador es que comparta tu visión y/o aspiraciones.

-¿Quiere tu socio construir un negocio que se proyecte en la región, como tú?

-¿O quiere tener un negocio para tener un buen sueldo y comprarse un carro lujoso?

-¿Está listo para trabajar y llegar a metas importantes, o percibe el negocio como lifestyle?

Como parte de ese conjunto de valores compartidos, estoy convencido de que la asertividad es crucial.

Los socios van a tener muchísimas discusiones y puntos de vista encontrados, y en ellas, hablar claro y de manera constructiva es necesario.

Esto va de la mano con unos valores base que deben estar presentes en cualquier relación:

-La honestidad.

La transparencia .

-La lealtad.

Conocí a mi socio actual en la universidad y hemos trabajado juntos durante 10 años. Por eso, nunca hubo un proceso de reclutamiento propiamente dicho.

Sin embargo, si tuviera que buscar un socio, antes que intentar venderle la idea, me concentraría en determinar si su motivación va por el lado de los impactos que se puedan generar, más allá de retorno.

Por eso, más que venderle la idea, le preguntaría mucho sobre sus motivaciones.

Si es la persona adecuada, sólo escuchar la idea debería motivarle.

En el ejercicio del emprendimiento surgen toda clase de problemas, y sólo ese tipo de motivación hace que una persona se mantenga firme y trabaje para encontrar soluciones, en lugar de tirar la toalla a la primera de cambio y pasar a ser parte del problema.”

María Alejandra Tenorio – CEO y cofundadora de La Manicurista

“Antes que nada, lo fundamental es la pasión. No sólo por el emprendimiento, sino por la idea. Es clave sentirla y transmitirla – se acaba entregando el alma al proyecto.

En segundo lugar, es importante el talento para ejecutar.

Uno de los socios puede pensar en términos de estrategia y visión, así como plantear resultados puntuales, pero el otro tiene que aterrizar todo en la ejecución para que las ideas se materialicen y las cosas pasen.

Finalmente, yo busco que las habilidades de mi cofundador complementen las mías.

Soy buena en el área de mercadeo y ventas, en conversar con inversionistas y en todo el tema de relaciones públicas.

Mi socia es el opuesto. Ella es buena para ejecutar, para gerenciar la operación, en tecnología, en conformar los equipos. Es importante buscar esos complementos.

Sobre los valores compartidos, hay que hablar de integridad, determinación y sentido de responsabilidad que nos haga decir: “vamos a sacar esto adelante”, además del compromiso.

Es importante que el convencimiento del cofundador venga de sí mismo.

Tiene que creer en el proyecto. Hay que presentárselo, mostrarle la oportunidad de negocio, entender si hay pasión.

Si con todo eso se ve convencido al cofundador, hora de empezar.

Esto se convierte en un modus vivendi, y ante todo el cofundador debe quererlo y debe estar dispuesto a hacer los sacrificios que requiere”.

Andrés Sarrazola – CEO y cofundador de Ayenda Hoteles

“Ese cofundador debe tener nobleza y lealtad, estar alineado con los valores éticos y tener una visión similar del futuro.

Sin embargo, hay que identificar las diferencias y sacar provechos de ella. Esas diferencias en habilidades duras significarán que cada persona pueda y deba cubrir áreas diferentes.

Hay que compartir la motivación y el amor por el proyecto.

Cuando empieza un emprendimiento y hay poco para mostrar del producto o del mercado que uno quiere impactar, lo que mueve todo es la visión del futuro y la determinación para realizarla.”

 

Imágenes de Freepik

 

 

Comienza buscando tu dominio aquí