Por: Diana Arias para Enter.Co

Muchas veces pensamos que Internet es un espía que comparte todas nuestras búsquedas con diferentes portales y que por eso, cuando estamos pensando en viajes, nos aparece como por arte de magia publicidad de promociones y agencias turísticas. Pero en realidad, las encargadas de que estas ‘casualidades’ sucedan son las cookies. 

cookies

 

Las cookies son pequeños grupos de información que se descargan en el navegador –Safari, Chrome, Firefox– mientras surfeamos en la web. Según la enciclopedia de tecnología Webopedia, su propósito principal es identificar la actividad de los usuarios, preparar contenido personalizado para los sitios web o guardar información de inicio de sesión.

Cabe aclarar que los usuarios no se identifican como individuos (el computador no va a reconocer que es Pepito Pérez el que se sentó a trabajar en él). Simplemente pueden recordar su actividad en sesiones anteriores. De hecho, si eliminas las cookies, el navegador no sabrá quién eres, de manera que tus actividades y búsquedas en la red comenzarán otra vez de ceros.

Cuando entras a una página web, normalmente esta te muestra una ventana emergente que te informa que usa cookies. En algunos casos, este es un requisito para cumplir con la legislación de varios países acerca de la privacidad. Pero también significa que los usuarios pueden decirles a los sitios que no quieren compartir información con ellos; el resultado, sin embargo, puede ser que no puedas navegar por ellos.

Es importante resaltar que la información que guardan las cookies no sale de tu equipo sin tu autorización, sino que se guarda en tu dispositivo (computador, tableta, celular). Así, cuando visitas una página web puede reconocer cómo y qué usas de esta en concreto. Sin embargo, existen cookies que se las arreglan para usar tu información de manera indebida y no autorizada. La mayoría de programas antivirus, antispyware o antiadware pueden ayudarte a eliminarlas.

¿Qué información guardan las cookies?

La información que guardan las cookies les permite a los sitios ver qué servicios usas, dónde das clic, cuánto tiempo duras leyendo la información o qué descargas. Según el portal The Guardian, la página web que visitas le otorga a tu equipo un número que funciona como una etiqueta que identifica directamente al navegador cada vez que entras en una página web. Por ejemplo, cuando realizas búsquedas en Google, este guarda tus preferencias cada vez que seleccionas un enlace. En otras palabras, aprende tus hábitos y te muestra primero esos vínculos cuando vuelves a consultarlo. Así, si buscas zapatos en promoción y siempre abres la misma tienda online, en una próxima búsqueda está aparecerá en las primeras posiciones.

Según el portal All About Cookies, las cookies también guardan información que puedes llegar a necesitar en otra sesión (por ejemplo, para llenar formularios automáticamente); puede recordar tu usuario y contraseña, y las opciones de personalización. Cuando navegas por páginas de tiendas virtuales, las cookies son las encargadas que no se borren las cosas que dejas en el Carrito de compras, o en las secciones Favoritos y Comprar después.

Así mismo, las cookies permiten organizar la información de una página web de acuerdo con tus intereses. Por ejemplo, de regreso al caso de la tienda en línea, si lo primero que miras siempre que entras son zapatos, es muy posible que te ofrezca esta categoría o promociones relacionadas en primer lugar la próxima vez que la visites.

¿Qué tipos existen?

Según Webopedia, algunas cookies se guardan en tu computador de manera indefinida, hasta una fecha de vencimiento o hasta que tu decidas hacer limpieza del historial de tu navegador; entonces desaparecen. Por su parte, The Guardian afirma que otras cookies son temporales y guardan información mientras estás en una página web específica; una vez sales, se borran automáticamente. Por ejemplo, si estás en una página buscando zapatos, estas identifican productos que te gustan y te muestran promociones o bonos de descuentoHay un tercer tipo que tiene un tiempo de duración más largo, una semana, 30 días, por ejemplo. Estas se usan para guardar precios de promociones o cupones con tiempo limitado.

Comienza buscando tu dominio aquí