Producir contenido es una de las tantas formas que existen para posicionarte mejor en los buscadores, como Google, y una de las técnicas más eficaces para promocionar cualquier negocio en la red, de acuerdo con el portal Con tu negocio. Por eso, tener un blog en el sitio web de tu empresa te permite conectarte con tus clientes o usuarios.

Para generar estos contenido debes tener en cuenta diferentes aspectos, que pueden ser de corte muy técnico (palabras claves, etiquetas, optimización para motores de búsqueda) o que explotan directamente tus habilidades para la escritura y tu creatividad. El portal español Con tu negocio destaca entre ellas la selección de un buen tema, definir la estructura del texto y una redacción impecable. Te invitamos a verlas con más detalle.

– El tema de una publicación

Busca un tema atractivo para tu público objetivo (tus clientes). Puedes ayudarte buscando cuáles son las principales tendencias en los buscadores y qué se está moviendo en las redes sociales.

El blog español resalta que no se debe escribir pensando en Google, pero si se deben aprovechar las herramientas que la compañía ofrece. Una de ellas es Google Trends, un servicio que te permite ver las tendencias en las búsquedas que realizan las personas, incluso delimitada por regiones. Conocer este tipo de información hace que sea mucho más fácil encontrar el tema correcto para publicar.

– Cosas que tu texto necesita sí o sí

Es importante que tu texto incluya elementos como las palabras claves (aquellos términos o palabras que destacan el tema y su relevancia dentro de tu empresa) y tenga la longitud adecuada. Para darle una buena estructura a tu texto crea primero un borrador y revisa que tenga coherencia. Luego agrega las palabras claves (dependiendo del sistema de administración de contenido que uses debes hacerlo tú o puede suceder en forma automática.

Por ejemplo, si tu empresa vende papelería y material de oficina por Internet y uno de sus productos destacados son los lápices de colores, podrías hacer un texto sobre cómo memorizar lo que lees haciendo anotaciones de colores. En este texto podrás incluir los términos ‘lapiceros’ o ‘esferos de colores’ varias veces (pero sin exagerar). Esta también podría ser tu palabra clave.

Un texto debería tener mínimo 300 palabras, según las normas de SEO (el conjunto de prácticas que buscan ayudarte a ocupar una mejor posición en los buscadores de Internet).

En realidad no hay una regla establecida: otros sitios recomiendan que el texto no sea más largo de 600 a 800 palabras para no aburrir a los lectores.

– Palabras claves y enlaces

Además de escribir muy bien tus textos, ten en cuenta que repetir las palabras claves ayuda a que la publicación y el sitio en general tengan un mejor posicionamiento en los motores de búsqueda. También hay que incluir estas palabras en el título, la metadescripción (es un pequeño resumen que se hace de una publicación, que se puede ver en Google antes de acceder al enlace). Además hay que usarla en el nombre de las imágenes que incluyes en tu texto.

No olvides agregar los enlaces de aquellos medios de los que tomaste la información ni los que llevan a otras publicaciones que has compartido en tu sitio web. Esto favorecerá tu tráfico. Por supuesto, no hay que olvidar las etiquetas (palabras clave adicionales que definen categorías o temas).

– Ten un calendario de tus publicaciones

El calendario tiene doble propósito. Por un lado, te beneficiará a ti porque sabrás cuando debes publicar. De entrada, deberías tratar de programar los temas para todo un mes. Asegúrate de incluir temas de actualidad y que siempre atraigan lectores. Por ejemplo, tutoriales (textos que enseñan a manejar herramientas o a realizar actividades).

Por otro lado, tener este calendario te permitirá hacer publicaciones periódicas; es decir, que se publiquen siempre el mismo día de la semana y a la misma hora. De este modo, tus lectores recurrentes sabrán que esos días específicos publicas nuevos contenidos en tu blog y estarán pendientes de no perdérselos.

– Llamados a la acción para conversiones

Además de asegurarte tráfico y conversiones, un blog puede ayudarte a crear tu base de datos. Por ejemplo, puedes crear un newsletter para tus lectores si ellos a cambio te dejan información como su nombre y una dirección de correo electrónico. También puedes crear enlaces a productos y servicios de tu empresa, lo que facilitará posibles ventas desde tu sitio web.

¿Qué otro tipo de contenido puedes compartir en tu blog?

Aparte de los aspectos técnicos, existen otras maneras de hacer atractiva tu publicación. Por ejemplo, puedes acompañarla de contenidos diferentes a los textos. Cada uno de ellos, por ejemplo, debe ir acompañada de  mínimo una imagen. Recuerda que si necesitas imágenes para tu sitio web, existen bancos de estas que permiten su uso gratuito en sitios comerciales.

Pero también puedes crear otro material para darle un toque extra y llamar más lectores/clientes. El portal Posted In resalta entre ellos el material descargable (como e-books o infografías para complementar la información), elementos audiovisuales (videos propios o de YouTube para ampliar el tema). También puedes usar listados, presentaciones online, guías y tutoriales.

Así mismo, no todo tu contenido debe llevar el mismo formato. Puedes hacer evaluaciones o críticas de productos o servicios, entrevistas y reportes de tendencias empresariales en el sector en el que se mueve la empresa.

No olvides la importancia de un dominio .CO

Recuerda que, junto con el contenido, es muy importante el dominio que tendrá tu sitio web empresarial, es decir la extensión que se agregará al nombre que escojas. Para empresas que están en Colombia, es recomendable emplear el .COM.CO o el .CO. El objetivo con ello es no solo identificar tu negocio en la Web de manera diferente, sino aprovechar las diferentes ventajas que te ofrecen.

Comienza buscando tu dominio aquí