.COM.CO

¿Crecer o escalar? Así puedes definir el futuro de tu negocio

¿Crecer o escalar? Así puedes definir el futuro de tu negocio

BLOG

by | 17 de noviembre de 2021 | Lectura de 3 minutos

Luego de fundar empresas, salir exitosos de rondas de inversión, hacer un gran lanzamiento y lograr rentabilidad; los emprendedores suelen tener un dilema: escalar o no sus empresas. Pero, ¿qué significa escalar? Aunque es una palabra popular en los círculos de fundadores, no comprender este término puede tener graves consecuencias para tu negocio.

“Crecer es diferente a escalar. Si tus gastos crecen igual que tus ventas, estás creciendo. Si tus ventas crecen en mayor proporción a tus gastos, entonces sí estás escalando”, explica Daniel Marcos, fundador y CEO de Growth Institute.

Mark O’Donnell, el visionario de EOS Worldwide y LLC, afirma que “muy pocas compañías hacen el salto de emprendimiento a empresa”. El 90% de los emprendimientos fracasan y el 75% de los que escalan nunca devuelven el dinero en efectivo a sus inversores.

Cada emprendedor debería hacerse unas preguntas específicas antes de entrar en este terreno de expansión empresarial. Maggie Sprenger, cofundadora y gerente de GreenCow Venture Capital, hace una importante pregunta: ¿tú proceso de ventas es replicable y rentable?

Desde un negocio de alta tecnología que espera llegar a lo más alto de Silicon Valley hasta la pastelería vegana que espera ser la reina de los domicilios en la ciudad debería conocer los siguientes elementos, afirma O’Donnell.

Si te sientes confiado de dar este paso, aquí te tenemos siete importantes puntos sobre escalar tu negocio.

¿Cuál es tú visión?

Debes ser transparente y claro con el futuro que ves en tu negocio. No es suficiente que solo el fundador o la fundadora crea en la visión de la empresa, también debe correr por las fibras de cada miembro del equipo. “Todo el mundo debe ver y creer en ella (…) la energía de la empresa y la humana debes dirigirlas en un solo sentido”, afirma O’Donnell.

Maggie Sprenger añade que, en esta era digital, cada empresa debería considerar que su página web respira y es un miembro vivo de la compañía. Ella siempre pregunta a los emprendedores:

- ¿Es tu web parte del equipo de ventas?
- ¿Es atractiva, navegable, con estilo, apropiada para vender tus productos o servicios y fácil de encontrar?

Todo esto también debe reflejar la fuerza de visión que tiene tu empresa.

Mira por qué el comercio electrónico es un gran aliado para el crecimiento de tu negocio.

¿Quiénes conforman tu equipo?

Para poder llevar tu emprendimiento a otro nivel debes construir una cultura organizacional que sobreviva a todo: un mal rumor, una crisis o, más fuerte aún, al tiempo. Una vez la defines, necesitas contratar, despedir, recompensar y reconocer a todos tus colaboradores en torno a estos valores fundamentales. En conclusión, debes asegurarte de que los cargos sean ocupados por las personas correctas.

Respecto a las buenas contrataciones, cada emprendedor necesita el círculo adecuado de compañeros y mentores alrededor de ellos. O’Donnell afirma que “se necesita un equipo de trabajo, este no es un camino solitario. Se necesita un maestro, los mejores han tenido uno”.

¿Cuáles son los problemas centrales?

Para crecer más y más rápido, necesitas resolver estos obstáculos desde la raíz. De otra forma tú y tu equipo desperdiciarán tiempo en los mismos problemas cometiéndolos una y otra vez.

O’Donnell recomienda a los líderes crear una disciplina a través de la organización donde las personas sean honestas con el objetivo de resolver problemas y avanzar con soluciones.

Volviendo al mundo digital, Sprenger plantea otras cuestiones importantes: ¿la interfaz en la web de tu negocio es fluida? ¿Qué tan buena es la usabilidad de la página?

Cualquiera de estos problemas afectará la tasa de conversión y puede estancar los rendimientos del negocio.

Seguro que tener la página web perfecta es todo un trabajo, aquí te damos 10 herramientas para mejorarla.

¿Cómo construir tu proceso?

Comienza estructurando los ejes centrales usando la regla del 20/80, es decir que el 20% del esfuerzo produce el 80% de los resultados. No lo hagas complejo o nadie lo pondrá en práctica. Una vez completes los procesos más importantes de la compañía necesitarás que estos sean cumplidos y aplicados por cada uno en la organización.

¿Le das importancia a los datos?

Escalar tu negocio requiere enfocarse en la información; los números son fundamentales para respaldar el avance.

“Nunca confíes en subjetivos y opiniones”, afirma O’Donnell. Todos los empleados deben tener claro los números que entregan a la empresa cada semana. Las cifras de crecimiento, mapeo de clientes y facturación determinan el verdadero estado de tu negocio.

¿Cómo construir tracción?

Establece metas trimestrales, a estas las llamaremos rocas, donde todos en la organización se enfocarán en solo 3-7 cosas que harán avanzar el negocio. Luego, debes agendar excelentes reuniones semanales en las que el equipo se asegure de que sus números, prioridades y gente estén bien encaminadas al progreso.

¿Cuál es tu estilo de liderazgo?

“Maestría en el liderazgo y buena administración son características fundamentales para transmitir una visión idónea y con fuerza”, afirma O’Donnell.

Aprovecha tus habilidades de liderazgo para simplificar, delegar, predecir, sistematizar y estructurar tu negocio. Obsesionarse por construir equipos abiertos, honestos y saludables serán la fuerza fundamental para escalar.

Ser líder no es fácil y tener un negocio tampoco, en nuestro blog encontrarás más contenido para hacer que tu negocio despegue.

Foto de Fox en Pexels


Encuentra tu Dominio

Comienza buscando tu dominio aquí