.COM.CO

Síndrome del impostor y perfeccionismo en emprendedores

Síndrome del impostor y perfeccionismo en emprendedores

BLOG

by | 17 de diciembre de 2021 | Lectura de 3 minutos

¿Alguna vez has dudado de tus habilidades, talento y logros porque sientes la necesidad de hacer todo a la perfección?

Aunque el perfeccionismo parezca algo positivo -especialmente en emprendedores- en realidad puede retrasar muchos procesos; lo cual se convierte en un obstáculo para que tu negocio crezca.

El perfeccionismo está relacionado con el llamado síndrome del impostor, que consiste en pensar que los éxitos personales -grandes o pequeños- fueron una cuestión de suerte o producto del esfuerzo de otros, pero nunca de uno mismo.

Buscar el perfeccionismo puede ser muy tensionante: tómate un ratiCO para relajarte

Si te familiarizas con estos pensamientos, debes saber que esto puede convertirse en síndrome de burnout o peor aún en depresión.

Aquí te compartimos algunos consejos para combatir el síndrome del impostor:

Primero, es importante aprender a identificar tus sentimientos y qué los desencadena. “El perfeccionismo es mi kryptonita, me hace sobrepensar las cosas y ver las cosas por caminos más complicados de lo que son realmente”, reconoce Shoshanna Hecht, ejecutiva y coach en su blog personal.

En su sitio web, la autora manifiesta que es necesario reconocer cuan destructivo y débil puede hacerte el perfeccionismo. También recomienda un ejercicio diario y simple: “Tómate tiempo para reflexionar sobre lo que realmente has hecho para que las cosas pasen, pensar diferente al respecto marcará la diferencia y generarás conciencia sobre el valor de tu trabajo”.

En una TED Talk de 2020, el psicólogo y autor Adam Grant afirmó que “el factor más fuerte para aumentar la motivación diaria y disfrutar el día es el sentido de progreso”. Es por este motivo que recomienda también celebrar los pequeños logros, es decir, desde cocinar un pan hasta saber administrar la panadería. En conclusión, no solo debes enfocarte en reconocer la llegada de la meta, sino en ser consciente de los logros que te llevarán a ella.

Para asegurarte de que el perfeccionismo no afecte tu productividad ayuda mucho ponerte plazos. Aplica estos límites tanto para empezar tus proyectos como para terminarlos; ambos son igual de importantes. Esto te ayudará a evitar pensar mucho en las cosas.

¿No sabes ajustar tus tiempos? Aquí 7 claves para hacerlo como los mejores

Grand nos da otra clave: “Debes saber que tú haces la diferencia para otras personas”. Recuerda tu misión empresarial y por qué empezaste tu negocio en primer lugar. Esto no solo previene que te derrumbes, también genera esa chispa clave para que reavives el fuego interior que te impulsó a ofrecer tus productos, servicios o experiencias al mundo.

En el camino hacia ser mejor debes adoptar un enfoque creativo y colaborativo que permitirá volver a conectar no solo con tus compañeros o clientes, sino con tu propósito.

Mantenerse en sintonía con todo lo anterior silenciará el diálogo interno negativo que a menudo conduce al síndrome del impostor, lo que brinda un argumento fuerte que justifica tú éxito y da a tu mente el espacio que necesita para prosperar como emprendedor.

Ser el mejor es todo un proceso, en nuestro blog te damos una mano para crecer todos los días

Foto: Foto de Sora Shimazaki en Pexels


Encuentra tu Dominio

Comienza buscando tu dominio aquí